Contáctanos

InternacionalesSinaloa

Japón toma medidas contra cuarta ola COVID19; Sinaloa abre y abarrota sus playas

Publicado

el

Mazatlán sin medidas de cuidado con el COVID19

Japón es uno de los países donde su población es más conservadora, y por decirlo así es una de las naciones con más educación cívica, y esto se nota al momento que visitas algunas de sus ciudades.

El orden, limpieza y acatar las leyes son una característica digna de los japoneses, es tan extrema su obediencia que cuentan con la tasa más baja de asesinatos por cada 100,000 habitantes.

Para entender un poco la realidad en México, y lo mucho que se alejaría en la gráfica anterior, según el INEGI para el año 2019 murieron por homicidio 36,661 personas (Consulta de: Defunciones por homicidio   Por: Año de ocurrencia   Según: Año de registro), de igual forma los habitantes para 2019 fueron de 125.93 Millones de habitantes.

Por lo tanto en México en 2019 murieron 30 personas por cada 100,000 habitantes. Triste realidad.

Coronavirus y los ciudadanos Japoneses

Para el COVID-19 no es la excepción, la mayoría de la población es decir casi todos los habitantes de forma consciente acatan las medidas que se han puesto por parte del gobierno para mitigar los casos COVID-19.

Gente comiendo en Osaka
Osaka cerrará a las 8:00 pm según JPTimes

Y si no es suficiente el grado de obediencia, el gobierno Nipón ha implementado medidas obligatorias que conllevan infracciones para quienes las desacaten. El pasado 1 de Abril el primer ministro japonés Yoshihide Suga anunció que a partir de este lunes 05 de Abril del 2021 se implementará lo siguiente:

  • Cerrar establecimientos hasta máximo las 8:00 pm
  • No salir durante la noche para reducir contagios
  • Empresas que se les indique limitar actividades y no lo hagan serán multadas hasta con 200,000 Yenes.
  • Empresas que cumplan las indicaciones recibirán 100,000 o hasta 300,000 yenes ($50,000.00 pesos aproximadamente)

Cuarta ola COVID-19 con una variante letal

Y es que las medidas no son en vano, el país Nipón conoce los efectos económicos y morales que conduciría la cuarta oleada de casos COVID-19.

Incluso han cancelado algo representativo para las olimpiadas, el relevo de la antorcha olímpica a su paso por Osaka. Y es que en esta última ciudad, es donde se han incrementado los casos de forma sustancial.

El Domingo 04 de abril 2021 Osaka reportó 593 nuevos casos, y después ese mismo día 355 nuevos casos en la ciudad de Tokio.

El problema además radica en la nueva variante que se ha detectado en este país asiático, ya que algunos indicadores han mostrado que las vacunas no la detienen.

 Además de que la mayoría de los contagiados ahora son jóvenes de entre 20-30 años.

Contraste en Sinaloa

Mientras Japón se muestra desesperada ante una inminente cuarta oleada que dejará un daño sin precedentes, en Sinaloa el gobernador anunció la apertura de playas para la semana santa 2021.

Sin duda al tener una población con una educación cívica no muy arraigada y relajada, era natural ver lo que esta semana santa ha pasado: Las playas de Mazatlán y resto del estado estuvieron abarrotadas.

Eventos masivos en aumento, ¿casos COVID19 en descenso?

Lo más increíble de toda esta situación en nuestro estado, es la relación que a ojo de cualquier analista no parece cuadrar, entre casos covid y el aumento de eventos masivos, por un lado tomemos el ejemplo de Mazatlán Sinaloa, que es un puerto que prácticamente no ha cerrado en pandemia.

Ha abierto al público a eventos masivos como la Serie del Caribe 2020-2021, partidos de fútbol, y misteriosamente en lugar de aumentar los casos COVID-19 al menos oficialmente ha tenido un dramático descenso desde rondar los 100 casos a la mitad, lo cual resulta más curioso aún, que en lugares como en Los Mochis Sinaloa, los casos aumentaron a pesar de no haber eventos de la misma índole.

Si Japón se prepara para la cuarta oleada que ya comienza a ver de infecciones,  a pesar de tener ciudadanos que acatan la mayoría de instrucciones gubernamentales y más aún en salud, ¿no debería el gobierno de Sinaloa y en especial el de Mazatlán de tomar medidas enérgicas para garantizar la salud de sus ciudadanos?

Semana Santa 2021 – Precursor de relajación en periodo electoral

Mientras la gente se divierte en el estado, los políticos comienzan sus campañas electorales haciendo eco de sus fortalezas, pero olvidando lo primordial, la salud de sus ciudadanos y evitar una catástrofe sanitaria.

Los alcaldes sustitutos o emergentes, se limitan a lo que al parecer les tomó como sorpresa, y lo cual es seguir instrucciones para mantener en funcionamiento las áreas que les han entregado como responsabilidad. No hay medidas enérgicas, ni pronunciamientos del gobierno en lo que parece ser una próxima oleada de casos COVID-19 en México, la cual ya el gobierno federal aceptó de su inminente llegada.

Y el problema radica en que esta oleada estará acompañada de múltiples variantes que aunque no han sido aún determinadas por estudios completos, se estima que están dejando inútiles las vacunas que se han desarrollado e implementado en nuestro país.

Dejamos nuestro reclamo al gobierno del estado y a sus municipios: “Las muertes que dejará el CoVID-19 en las próximas semanas, serán responsabilidad máxima del gobierno, que no ha cuidado de sus ciudadanos irresponsables.”

Deja tu comentario:

Tendencias