Contáctanos

DeportesInternacionales

El equipo ‘Todos Estrellas’ de 40 años o más

Publicado

en

El 17 de abril del 2012, Jamie Moyer se convirtió en el lanzador de más edad en la historia en ganar un juego de las Mayores con 49 años, rompiendo el récord que tenía Jack Quinn en 1932, apenas 30 años antes del nacimiento de Moyer.

Moyer tenía 49 años y 151 días cuando lanzó siete entradas, en las que permitió dos carreras limpias, en la victoria por 5-3 de los Rockies sobre los Padres. El récord anterior de Quinn era de 49 años y 74 días, el 13 de septiembre de 1932, cuando completó cinco innings en el triunfo de los Dodgers por 6-5 ante los Cardenales.

Un mes después en aquel 2012, el 16 de mayo, Moyer acumularía una victoria más con 49 años y 180 días, imponiendo el récord actual.

La longevidad de Moyer es bien documentada. Lanzó en las Mayores durante 25 temporadas, culminando su carrera apenas seis meses antes de su cumpleaños número 50. ¿Pero podría ser incluido en el equipo Todos Estrellas de los “viejitos”?

Aquí, un vistazo a un equipo conformado por las mejores temporadas de jugadores de 40 años o más en la Era Moderna (desde 1900). La posición en el terreno es determinada por el puesto que hayan defendido para al menos el 50% de los juegos de dicha campaña. La edad es basada a la que tenían para el 30 de junio de ese año.

Lanzador abridor: Cy Young, 1908 (41 años)

Tuvo varias temporadas con más de 40 años, pero la de 1908, con 41, se destaca por encima de las demás. Fue una de sus nueve campañas en las que acumuló 9 o más de WAR (Victorias por Encima del Reemplazo, por sus siglas en inglés) en su carrera. Su WAR de 9.4 es el más alto para un monticular con 40 años o más en la Era Moderna. Young lanzó 299 entradas y ponchó a 150 rivales, con un WHIP de 0.89.

Menciones honoríficas

El único jugador en ganar un premio de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés) con 40 años o más es Roger Clemens, quien se llevó el Cy Young de la Liga Nacional en el 2004 con 41 años. Estadísticamente, tuvo una mejor temporada al año siguiente, con WAR de 7.8, tercero más alto de la lista, y una efectividad de 1.87, la mejor para un lanzador de 40 años o más en una temporada desde que las carreras limpias fueron estadísticas oficiales a partir de 1913.

Con 40 años, Randy Johnson tuvo un WAR de 8.4 en el 2004, siendo superado sólo por Young. Además, ponchó a 290, segunda mayor cantidad para un lanzador de 40 años o más. Hay que mencionar también la campaña de 1989 de Nolan Ryan, cuando con 42 años ponchó a 301 rivales. Ryan es el único serpentinero con 40 años o más en alcanzar esa cifra en una temporada.

Relevista: Mariano Rivera, 2011 (41 años)

Prácticamente estaba garantizado que aquí estaría una de dos campañas de Rivera. En ésta, el panameño acumuló 44 salvamentos, igualando la mayor cantidad para un jugador de 40 años o más desde que se comenzó a contar el juego salvado como estadística oficial en 1969. En el 2013, igualó su propio récord de 44 rescates, pero la elección fue la campaña del 2011, porque además terminó con una efectividad de 1.91 y ponchó al 26% de los rivales que enfrentó ese año.

Menciones honoríficas

La temporada del 2003 de Rivera debe ser incluida en la lista, con 44 salvamentos y efectividad de 2.11. En el 2009, Trevor Hoffman acumuló 37 juegos salvados con efectividad de 1.83, con 41 años. En 1967 Hoyt Wilhelm, antes de que fueran contados los salvamentos, tuvo promedio de carreras limpias de 1.31.

Receptor: Carlton Fisk, 1990 (42 años)

Fisk tuvo un WAR de 4.9 en 1990 con los Medias Blancas, el mayor para un receptor de 40 años o más. Tuvo OPS de .829 en los 137 partidos que disputó ese año, con promedio de bateo de.285. Fue el cuarto mejor año de su carrera en WAR. Los otros tres fueron en la década de 1970. Fue considerado para el premio de Jugador Más Valioso en 1990, siendo la primera vez que aparecía en la boleta desde 1985, cuando tenía 37 años.

Menciones honoríficas

Hay otras temporadas de Fisk que pueden ser destacadas, como la de 1989, cuando tuvo WAR de 3.3 con 41 años. Sus 19 jonrones en 1988 fueron la mayor cantidad para un careta con 40 años o más. El tercer WAR más alto para un receptor de esa edad fue conseguido por Bob Boone con 3.1 a los 40 años.

Primera base: Darrell Evans, 1987 (40 años)

La temporada de Evans de 1987 es, y por mucho, la opción número uno. Conectó 34 cuadrangulares, la mayor cantidad para un inicialista en una campaña con esa edad. Son 16 más que cualquier otro primera base con 40 años o más en la historia. El cubano Rafael Palmeiro le sigue, con 18 en el 2005. El WAR de 4.9 de Evans también tiene una cómoda ventaja, con el segundo más alto siendo de 1.7.

Mención honorífica

La otra temporada digna de destacar es la que tuvo Pete Rose en 1981, cuando promedió .325 a los 40 años. Es el promedio más alto para un inicialista calificado con 40 años o más.

Segunda base: Craig Biggio, 2006 (40 años)

A Biggio no se le suele asociar con los cuadrangulares, pero los 21 que despachó en el 2006 son la mayor cantidad para un intermedista con 40 años o más en la historia. Los 135 hits que dio en esa campaña son la segunda mayor cantidad para cualquier posición.

Menciones honoríficas

Nap Lajoie dio 137 imparables en 1915 con 40 años, la mayor cantidad para un intermedista de 40 años o más. Eddie Collins tuvo un WAR de 2.2 en 1927 con 40 años y tuvo promedio de .336 en apenas 95 encuentros disputados.

Tercera base: Luke Appling, 1948 (41 años)

Appling también defendió el campo corto en 1948, pero su posición principal fue la antesala. Su WAR de 3.4 es el más alto para cualquier tercera base de 40 años o más, y su promedio de .314 también es el mejor entre los con al menos 300 visitas al plato. En las últimas cuatro temporadas de su carrera, Appling bateó .301 y acumuló un WAR de 13.4.

Menciones honoríficas

En 1985, Graig Nettles dio 15 cuadrangulares con 40 años, la segunda mayor cantidad para los antesalistas de 40 años o más. Su WAR de 3.3 es sólo superado por Appling. Chipper Jones dio 14 bambinazos y tuvo un WAR de 2.8 a sus 40 años. En 1999, Wade Boggs tuvo promedio de .301 con 41 años.

Campo corto: Honus Wagner, 1915 (41 años)

Wagner tuvo un WAR de 5.6 en 1915, la mayor cantidad para un campocorto de 40 años o más en la Era Moderna. Fue una de varias temporadas productivas que tuvo después de su 35to cumpleaños. También tuvo campañas con más 5.0 de WAR en 1912, 1911 y 1910.

Mención honorífica

Aquí vuelve a aparecer Appling, luego de tener un WAR de 5.1 en 1949 con 42 años y defendiendo principalmente el campo corto. Junto a Wagner en 1915, son los únicos dos torpederos en tener temporadas con 5.0 de WAR con 40 años o más.

Jardín izquierdo: Stan Musial, 1962 (41 años)

Incluso con 40 años, Stan seguía siendo “The Man”. Su promedio de .330 en 1962 es el segundo más alto para un patrullero izquierdo de 40 años o más (al menos 300 veces al bate), mientras que su WAR de 3.6 es el segundo más alto. Fue convocado al Juego de Estrellas ese año por vez número 17 al hilo, y recibió votos para el Jugador Más Valioso. Se retiró tras la campaña de 1963.

Menciones honoríficas

Hay muchas. En 1985 y con 40 años, Davey Lopes se robó 47 bases. En 1999, Rickey Henderson se estafó 37 almohadillas y tuvo promedio de .315 a los 40 años. En 1960, Ted Williams pegó 29 jonrones, igualado por la mayor cantidad para un jugador de la posición con 40 años o más con Raúl Ibáñez en el 2013. Está lo hecho por Barry Bonds en el 2006, cuando tuvo un WAR de 4.0., la mayor cantidad, y dio 26 bambinazos. También está su temporada del 2007, cuando despachó 28 tablazos, negoció 143 boletos y tuvo un WAR de 3.4.

Jardín central: Willie Mays, 1971 (40 años)

Se espera que al que muchos consideran como el mejor de la historia esté en esta lista. En 1971, a los 40 años, Mays tuvo un WAR de 6.3, la mayor cantidad para un patrullero central. Dio 18 jonrones, lideró la Liga Nacional con .425 de porcentaje de embasarse y fue convocado a su 18vo Juego de Estrellas seguido.

Mención honorífica

En 1941 Johnny Cooney tuvo un promedio de .319 con 40 años, el más alto entre los jugadores con 40 años o más de la posición, con un mínimo de 300 veces al bate. También tuvo un WAR de 3.0., el segundo mejor, pero lejos del de 6.3 de Mays.

Jardín derecho: Ty Cobb, 1927 (40 años)

Cobb tuvo promedio de .357 en 1927, el más alto para los jardineros derechos con 40 años o más y un mínimo de 300 veces al bate. Además, dejó un WAR de 4.4 ese año, el segundo mejor entre los jugadores de la posición. La campaña de 1927 fue una de las dos que jugó Cobb con los Atléticos de Filadelfia al final de su carrera de Salón de la Fama, luego de 22 años en Detroit.

Mención honorífica

En 1930, Sam Rice tuvo un WAR de 4.8, apenas superando a Cobb, y promedio de .349 a los 40 años. La lista de los líderes en promedio y WAR entre los jardineros derechos de esas edades están compuestos principalmente por temporadas de Cobb y Rice.

Bateador designado: David Ortiz, 2016 (40 años)

Ésta es una campaña fácil de recordar, porque no fue hace mucho tiempo. El dominicano tuvo una estelar temporada de despedida, bateando para .315 con un slugging de .620, 38 cuadrangulares, 48 dobletes y 127 impulsadas. Tuvo un WAR de 5.2, el mejor entre los bateadores designados con 40 años o más. Sus 38 bambinazos están en el tope de la lista, al igual que su promedio y slugging. Lideró las Mayores con slugging de .620 y 48 dobles, mientras que en la Americana marcó el paso con sus 127 empujadas.

Menciones honoríficas

En 1999, el miembro del Salón de la Fama Harold Baines dio 25 cuadrangulares y tuvo promedio de .312 con slugging de .533 a sus 40 años. En 1992, Dave Windfield tuvo WAR de 4.1, el segundo mejor por detrás de Ortiz. También dio 26 bambinazos con 40 años.

Deja tu comentario:

Tendencias